La Ascensión

Entre los círculos implicados e interesados en el desarrollo humano y espiritual es común escuchar, y cada vez se escuchará más, la palabra ascensión. Se habla de la ascensión de la raza humana y del planeta tierra como un hecho inminente que algunos dicen que ocurrirá en el 2012, otros que está ocurriendo ya…y entre confusión y claridad cada uno va viviendo lo que tiene que vivir.

Pero la cuestión es que el Universo está muy bien organizado y todo tiene un para qué. Los científicos saben que todo lo que existe es energía, organizada de maneras altamente complejas y perfectas pero energía. Y que esa energía es inteligente, tiene un propósito, un plan. Como decía Einstein -Dios no juega a los dados. Dentro de ese plan está escrito un cambio en la frecuencia vibratoria de la energía, es decir, de todo lo que es. Y la Ascensión significa precisamente eso, un aumento de la frecuencia vibratoria de la energía subyacente a todas las cosas.

Estos cambios en la frecuencia vibratoria se están sintiendo en todos los sentidos, tanto en el ser humano como en las estructuras sociales, políticas, económicas, religiosas y en el clima. Imagina que eres una cafetera que ha funcionado a 125 wat. toda tu vida. De repente te meten 220 wat. Evidentemente empezarás a funcionar por un momentito de manera muy caótica y desaforada hasta que te quemas pues tu sistema no está preparado para tanta corriente.

Suerte que no eres una cafetera sino un ser infinitamente poderoso y flexible que tiene la capacidad de adaptarse a los cambios. Como consecuencia y a diferencia de la cafetera el ser humano puede vivir algunas de estas situaciones:

– Hay quienes en un intento de mantener el status quo se resisten a la nueva energía, a la nueva potencia. Esto tiene como resultado padecimientos de diferente orden. Por ejemplo a nivel físico pueden padecer síntomas, enfermedades y dolores que no son más que avisos del cambio de potencia y de la necesidad de un nuevo “cableado”. A nivel mental y emocional pueden padecer depresión, ansiedad, agresividad, rabia, insatisfacción, trastornos sexuales… y pueden vivir y experimentar muchos conflictos como resultado de su empeño en ir contra corriente. Un ejemplo claro es el sistema económico y político a nivel mundial que se resiste a aceptar que es necesario un nuevo sistema sostenible y en armonía con el planeta.

– Hay quienes pueden entrar en un período de confusión que le impulsan a buscar nuevas motivaciones, nuevos sentidos a su vida, nuevos roles a desempeñar… Estos son los que están en una vibración más altamente sensible a los cambios y pueden alcanzar nuevos niveles de integración y de ser con más facilidad pues no se resisten al cambio sino que fluyen con él. La confusión sólo es el paso previo a la claridad. En este grupo se encuentran las almas más viejas que han venido precisamente a participar en la transición y son capaces de dejar sus falsas ilusiones de seguridad exterior para abrazar la verdadera seguridad que nace de haber conquistado el corazón.

– Y finalmente hay quienes simplemente sienten una alegría y una ligereza que aumenta día a día en todo este proceso. Estos son lo que han venido a encarnar y materializar esta nueva energía de la ascensión en este plano 3D de mayor densidad, aportando nuevas soluciones y sobre todo mostrando con su ejemplo vivo la nueva realidad. Son los mentores, los cabeza de grupo, abriendo nuevos senderos para los que se decidan a entrar en esta muy nueva realidad.

Los ancianos de todo el mundo, guardianes de la Sabiduría ancestral coinciden en marcar estos tiempos como tiempos de cambios, tiempos gloriosos para la especie humana y para el planeta tierra. Los Mayas profetizaron el final de su calendario en el 2012 y el comienzo de una nueva era, un nuevo ciclo evolutivo donde la humanidad despertaría a la verdadera realidad en total armonía con el cosmos. Los Incas coinciden con los Mayas con la Profecía del Condor y el Águila. Los judíos, los hindúes, los Egipcios también predijeron un cambio de eras para estos tiempos. Todos coinciden en el paso de una era de ignorancia a una era de esplendor y sabiduría. Y así es. La sabiduría está latente debajo de una máscara de ignorancia alimentada por el ego. Así lo hablaba el otro día con un número 6 de 19 años. La sabiduría está dentro de cada uno de nosotros. Pero la ignorancia impide que aflore a la superficie.

Son muchas las señales que indican lo cierto de esta realidad. Los nuevos niños vienen con los ojos abiertos. Te miran y te reconocen. Son almas encarnadas que recuerdan su procedencia. Muchos de nosotros tenemos acceso a la sabiduría de todas las vidas pasadas y las traemos para ponerlas en servicio. Está cambiando el ADN, se está activando. EStá surgiendo lo que algunos autores llaman el Homo Universalis.

Pero independientemente de todo esto lo más importante no es creer si esto es cierto o no. Lo más importante es sentir y dejarse llevar por el cambio, siguiendo la luz, la claridad, la sencillez y permitiéndonos fluir con el momento, sea que estemos en un día de gloria o uno de tristeza. Es parte del proceso. No hay montaña sin valles. Pero uno se puede relajar en ambos picos.

Todo está en perfecto orden. Siempre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s