Parte intuitivo: Marzo-Abril. Supra-mental.

“Uno no alcanza la iluminación fantaseando sobre la luz sino haciendo consciente la oscuridad. Lo que no se hace consciente se manifiesta en nuestras vidas como destino. No hay luz sin sombra, ni totalidad psíquica exenta de imperfecciones, para que sea redonda. La vida no exige que seamos perfectos sino completos, y para ello se necesita la espina en la carne, el sufrimiento de defectos sin los cuales no hay progreso ni ascenso.”
Carl G. Jung

Cuanto más cerca estamos de la cima de la montaña, más empinado se vuelve el camino. Esta frase puede resumir la intensidad de la energía de este año, intensidad que está in crescendo. Y sólo estamos en el comienzo.

Todo esta preparado para dar el salto perceptivo. La intensa actividad solar, que ha aumentado en este mes, está facilitando rápidos procesos de despertar y de transformación evolutiva y elevativa en muchas personas. Estamos evolucionando en consciencia y elevándonos en conciencia. La evolución de la consciencia implica una apertura mental hacia planos perceptivos que están más allá de la mente. La elevación de la conciencia implica un nuevo estado vibratorio de nuestros vehículos de expresión física, emocional y mental a un nuevo rango de funcionamiento supra-mental donde la dualidad se diluye a favor de una nueva manera de SER y de ESTAR en el mundo, un nuevo estado que nos permite percibir la unidad de TODAS LAS COSAS aún viviendo en la ilusión de la dualidad.  Este proceso está desencadenando que muchas personas se encuentren con realidades o situaciones en su día a día que creían que estaban resueltas interiormente (temas de relaciones, de pareja o de familia), situaciones relacionadas fundamentalmente con el desequilibrio histórico entre lo masculino y lo femenino.  También muchos se están sintiendo perdidos, sin saber qué hacer o hacia dónde enfocar su vida. Y esto, aunque parezca que no, es un buen síntoma. Cuando nos perdemos, no queda otra que encontrarnos. Si aceptamos que estamos perdidos es posible que la vida nos indique el camino del encuentro. Pero si no lo aceptamos es posible que sigamos perdidos por mucho más tiempo.

En este momento la vida nos está retando a ver la realidad de lo que somos y de lo que hemos logrado a través del otro, de lo que nos pasa en el día a día, de la realidad manifiesta que actúa como espejo. No hay nada oculto que alguna vez no salga a la superficie. Lo que no sale a la superficie de nuestra consciencia se convierte en destino. Y esta es la gran esperanza. La auténtica maestra es siempre LA VIDA. Y si algo tenemos que saber es que está de nuestra parte.

También es posible que muchas personas se estén encontrando con realidades sintomáticas y emocionales muy diversas (llanto incontrolable y sin motivo aparente, síntomas físicos variados, flatos, dolores…). La liberación psico-emocional es necesaria para desalojar de nuestras células toda la cantidad de información de baja vibración que hemos acumulado, ya no solo en nuestra experiencia individual de vida sino también en nuestra experiencia histórica como miembros de una misma humanidad. Y nuestro cuerpo necesita un nuevo cableado electromagnético para ingresar esta nueva energía de manera integrada y eficiente. No es necesario saber lo que nos pasa sino más bien aceptar que nos está pasando algo y CONFIAR.

“Lo supra-mental no tiene que ver con fantasías místicas, metafísicas ni esotéricas tal como las hemos conocido hasta hoy en día. Es un estado con un sustrato físico, real, algo que ocurre en  el interior de nuestras células. El estado supra-mental implica una disolución perceptiva donde la forma y lo que no tiene forma se encuentran a través del corazón humano, del corazón de cada célula, de cada átomo, de cada partícula. Que la ciencia no lo pueda investigar no quiere decir que no sea así. Lo que ayer era magia, hoy es ciencia. Lo que hoy parece magia, mañana será la nueva ciencia.”

En el estado que llamamos supra-mental, estado hacia el que se encamina la humanidad,  la enfermedad, la muerte, incluso el accidente no existe. Todo se ve, se percibe, se siente bien distinto. La comunicación se restablece y la creatividad se expande. Hay un nuevo estado perceptivo, vibracional y físico que no responde a los contenidos de nuestra mente sino a lo que está más allá de nuestra mente. Aquí la intuición se restablece como canal perceptivo y de comunicación principal. Comenzamos a vivir desde el corazón y por el corazón.

“Habitar las células, re-habitar el corazón de las células. Aquí es donde se manifiesta el nuevo estado supra-mental del ser humano. Es a través del cuerpo vivo y no fuera de él como experimentamos el cielo en la tierra. Y hacia aquí vamos, quitando capa tras capa de oscuridad e inconsciencia. ¡Cuánto dolor hemos acumulado! ¡Cuanto miedo! La historia de la humanidad ha generado cantidades ingentes de energía emocional y psíquica de muy baja vibración. Y todos hemos estados inmersos en esta maraña densa de separación, condicionados como autómatas a merced del miedo, del miedo a morir, del miedo a desparecer. La gran mentira.”

Creencias fraguadas desde el comienzo de la humanidad, creencias científicas, incluso espirituales sin ningún fundamento que la propia fantasía humana están desmoronándose por momentos. Falsos clichés que tranquilizan la ansiedad del que no sabe, válvulas de escape para no afrontar la RESPONSABILIDAD de vivir en este tiempo tan vital para nuestra propia existencia. Es el tiempo de separar el grano de la paja, de tamizar lo que ya no sirve de lo que sirve, de ser todo lo que somos más allá de toda forma de pensamiento. Es el tiempo de la emergencia de los auténticos.

El despertar de la Consciencia implica un patrón perceptivo, vibracional y físico progresivo y cambiante. No tiene que ver con los conocimientos que uno pueda tener sino con la percepción, con la sensibilidad. En esencia, el auténtico conocimiento es perceptivo y no cognitivo.

Aquí les dejo un texto sacado de un libro que próximamente publicaremos.

Sobre las dimensiones de consciencia en el ser humano

¿Cómo se experimenta el salto dimensional de la consciencia en el ser humano?

Las dimensiones de consciencia en el ser humano implican un salto en la naturaleza perceptiva, vibracional y física de la experiencia humana. Cada dimensión de consciencia aporta un marco paradigmático distinto y más amplio que el anterior, marco que condiciona la naturaleza de la percepción, de la vibración del campo de conciencia personal (del campo electromagnético) y del funcionamiento físico y celular de nuestro sustrato material (el cuerpo físico).

Hasta ahora hemos vivido en una dimensión de consciencia 3D o tridimensional. El patrón perceptivo de esta dimensión de consciencia está totalmente condicionado por la percepción de separación propia del ego que nos sumerge de lleno en una realidad dual, dependiente de creencias, de juicios, de ideas sobre el bien o el mal y de emociones y sentimientos asociados a estos contenidos mentales, realidad que se expresa en una total ausencia de libertad creativa. La realidad 3D de la experiencia humana implica una total desconexión con la vida floreciente y única donde estamos a merced de la manipulación mental y emocional, tanto personal como colectiva. En esta realidad existe la enfermedad y el sufrimiento como consecuencia de esta desconexión con las fuerzas precursoras de la Vida. El patrón perceptivo es lineal. Existe un pasado y un futuro pero no un presente. El patrón vibratorio del campo electromagnético es débil y bajo, volviendo vulnerable al individuo de contraer enfermedades infecciosas de todo tipo. El cuerpo y las células simplemente responden a este patrón perceptivo y vibracional. Hay una total ausencia de libertad.

La dimensión 4D o tetradimensional es una dimensión puente entra la tercera y la quinta y es precisamente en la que está el planeta tierra desde hace unas décadas. El patrón perceptivo 4D implica una progresiva toma de consciencia del presente. Precisamente a esta dimensión se le llama la dimensión del tiempo en física e implica un salto perceptivo a lo que ocurre en el presente, facilitando así que los patrones emocionales del pasado y las expectativas mentales del futuro vayan confluyendo en el momento del ahora. Esta dimensión de transición facilita la disolución de las creencias, de las ideas, de los juicios y de las emociones y sentimiento asociados a este contenido mental a través de la presencia, de estar en el presente. Es una dimensión de paso donde tenemos la oportunidad de soltar las viejas programaciones propias del 3D y adentrarnos en un terreno novedoso y vacío de contenidos propio de la 4D. Sigue existiendo ego en esta dimensión de consciencia pero el contenido asociado a él tiende a liberarse y transformarse. Nuestro mundo y nuestra sociedad se encuentra precisamente en esta fase de transición. Por eso hay tantas manifestaciones y reivindicaciones de todo tipo. La humanidad está despertando de la ilusión y está tomando consciencia de la manipulación y el control al que hemos estado sometidos. Está tomando consciencia de la invalidez de un sistema esclavista y materialista que hemos llamado capitalismo. Está dándose cuenta de la injusticia del mismo sistema, de que el que hizo la ley hizo la trampa y está tomando acciones de rebeldía ante un sistema que está a punto de desaparecer.  A nivel personal esta dimensión se traduce en una crisis personal donde surge el buscador y donde emergen las preguntas fundamentales presentes en toda la historia de la humanidad. ¿Quién soy yo? ¿Para qué estoy aquí? El patrón vibracional del campo electromagnético personal y colectivo es más elevado pero tremendamente revuelto. Todos los contenidos mentales y emocionales personales y colectivos se activan, se agitan, se liberan y muchos se ven arrastrados por esta sombra, entrando muchas veces en procesos de “locura transitoria”. En este estado de transición el ser humano es fácilmente manipulable y se requiere de mucha confianza en uno mismo y en la vida para trascenderla de manera eficiente y transformacional. El patrón físico y celular sigue siendo de 3D pero en pleno proceso de transformación. En esta fase no hay claridad aunque empieza a verla. Estamos como en el túnel y a lo lejos puede que veamos una luz. Esta luz representa la quinta dimensión, el nuevo peldaño evolutivo de la especie humana.

La quinta dimensión de consciencia o 5D es la dimensión supra-mental o intuitiva. El patrón perceptivo en esta dimensión es de no tiempo, esto es, hay un constante estado de presencia. La comunicación con la VIDA se restablece. Ya no hay mente pensante y dual. Hay un estado de unicidad donde todo tiene siempre un sentido. Es la dimensión de la energía creativa pura. Si la transición ha sido eficiente e integrada, en este plano perceptivo y paradigmático experimentamos claridad, felicidad, sentido y comenzamos a experimentar el AMOR INCONDICIONAL. Es un nuevo plano creador donde recuperamos nuestra libertad creativa y de elección al no estar sujetos a ningún sistema de creencias impuestas ni nada por el estilo. En esta dimensión de consciencia podemos crear nuestra vida y nuestra experiencia en total alineación con la ley NATURAL. El patrón vibracional del campo electromagnético es más alto y estable, libre de contenidos emocionales y mentales densos, lo que nos hace estar libres de cualquier enfermedad. En este plano no existe la enfermedad como tal. Lo que existe es comunicación. La inteligencia emocional y energética fluye con libertad. El cuerpo se sutiliza y se transforma. No necesita de tanta comida y por lo general entra en un proceso de rejuvenecimiento y de renovación. Comenzamos a vivir desde el corazón y la intuición toma el mando. La telepatía y demás habilidades encuentran un espacio para su desarrollo. En la tierra ya hay algunas personas que están vibrando y viviendo en esta dimensión.

La sexta dimensión de conciencia o 6D es la dimensión del AMOR INCONDICIONAL. El patrón perceptivo en este plano es de UNIDAD. Es el plano de los milagros. El campo electromagnético personal vibra a la frecuencia del AMOR, la misma frecuencia que encarnó Jesús el Cristo y su campo de expansión se amplía a varios metros e incluso a kilómetros de distancia. Por eso, a esta dimensión de consciencia se le llama la dimensión Crística. Aquí somos MAESTROS CREADORES, canales puros de manifestación creativa. Vivimos en el corazón y por el corazón. En esta dimensión la piel no nos separa sino que nos une que con toda la existencia. Es frecuente que en esta dimensión no necesitemos ni siquiera comer,  y si lo hacemos es en poca cantidad, porque las células han dado un salto transformacional en su funcionamiento y comienza a necesitar cada vez menos sustrato físico. Pero el hecho de no comer no hace que el individuo acceda a esta dimensión. El proceso siempre sigue una dirección de dentro hacia fuera. Aquí no existe nada más que comunicación y creatividad. Y la vida se torna algo sagrado de manera constante. Este nuevo estado de consciencia humana nos eleva y nos hace formar parte activa del cosmos, conectando con nuestros hermanos mayores y con realidades dimensionales que existen y co-existen en el otro lado del velo. Aquí ya no hay velo. Hay pura VIDA MANIFIESTA.

En la tierra ya hay seres que vibran en esta frecuencia de consciencia. Los niños, por lo general, ya están en esta octava vibratoria. Y algunos de los adultos también. Son los llamados madrugadores, los SERVIDORES del PLAN DIVINO sobre la tierra.

Este es el nuevo peldaño evolutivo para la humanidad. Esta es la nueva especie humana supra-mental.

Estos mese que vienen por delante nos están retando a descubrir la verdad por nosotros mismos. Sólo la experiencia nos puede dar el auténtico conocimiento. Y la experiencia viene de dentro hacia afuera y no de fuera hacia dentro. Es algo no conceptual, fenomenológico, sensible. Y se siente a través del cuerpo.

Mirémonos a los ojos. Acariciémonos mutuamente la piel. No hay nada mejor para estar presente que el encuentro con tu semejante. Porque en esencia es mucho más lo que nos une que lo que nos separa.

Con AMOR…

Jorge Santana

P.D. No se crean nada de lo aquí escrito. Si les resuena, bien. Si no, también. Seamos cuidadosos y discernientes con quien compartimos este material. En el nuevo mundo no hay que convencer a nadie, sólo hay que vivirlo con uno mismo, o lo que es lo mismo, con el mismo UNO. Esa es la auténtica RESPONSABILIDAD.

    

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s