El GRAN CAMBIO

“El gran Cambio no tiene que ver con lo externo sino con lo interno. El reconocimiento de la unidad es una experiencia que se expande desde dentro, desde el corazón. Y en este sentido la realidad externa se manifiesta como reflejo de lo interno. 

La libertad existe más allá de la mente. Y precisa de ella para crear en la tierra lo que siempre ha sido el cielo. Vivir a través de la mente y no esclava de ella, éste es el gran cambio. Y sólo aquellos que se entreguen a vivir este renacimiento a través del cuerpo serán capaces de sostener en sí mismos el Nuevo Mundo que recién comienza. 

No esperen efectos especiales porque nada de eso ocurrirá salvo en la mente fantasiosa de aquellos que reniegan inconscientemente la VERDAD del Nuevo Tiempo. Simplemente SEAN lo que siempre han SIDO, pura luz encarnada, puro AMOR divino y celebren en común-unidad la llegada del Nuevo Mundo.”

Ayer fue 12 del 12 del 12, tres dígitos repetidos que anuncian vibracionalmente una NUEVA OPORTUNIDAD EVOLUTIVA; tres planos, tres universos de densidad decreciente que se encuentran y se colapsan en la UNIDAD del corazón, en la unidad de la propia PRESENCIA; EL UNIVERSO FÍSICO  EL UNIVERSO MENTAL Y EL UNIVERSO SUPRAMENTAL. Este día marca un comienzo acelerado de cambios internos que se reflejarán ineludiblemente en lo externo. Y no se repetirá esta secuencia hasta dentro de varias décadas más adelante. El tiempo está dado y ahora estamos en una NUEVA OPORTUNIDAD para SENTIR.

Y precisamente puede que muchos no estén muy “satisfechos” con lo que están sintiendo actualmente. Como he expresado en otros post, “no hay nada oculto que no termine en algún momento por salir a la superficie”. O como decía Jung, “no se trata de fantasear con la luz sino de hacer conscientes nuestras propias sombras”. Son precisamente estas sombras las que están saliendo a la luz actualmente. Estamos concluyendo un PROCESO. Y ésta es la GRAN OPORTUNIDAD.

Puede ser que algunos estén experimentando una suerte de locura transitoria donde las emociones salen a borbotones sin motivo ni causa aparente. Puede que estén experimentando alteraciones perceptivas, decepción, angustia, rabia, conflictos que se creían resueltos, dudas, confusión, irritabilidad, inestabilidad… Es como una montaña rusa que sube y baja sin parar y de la que no podemos intelectualizar nada porque no es en la cabeza donde está ocurriendo el gran cambio. Más bien es en los pies donde se está gestando. La falta de conexión con la Tierra típica de muchos buscadores espirituales que se enganchan en la euforia inconsistente de la mente fantasiosa y espiritista hace que esta transición se vuelva un tanto caótica y que encontremos dificultades para sostener físicamente y corporalmente el gran CAMBIO. Pero hay que recordar que estar perdido implica que estamos a punto de encontrarnos, y que la confusión es un preludio de la CLARIDAD. Confiemos.

Hay algunos, por desgracia cada vez más, que no están pudiendo sostener de forma eficiente este GRAN SALTO y por desgracia están “eligiendo” el suicidio como única vía de solución. Hace poco hablaba con una amiga del incremento que hay de casos actualmente, y aunque se alude a la “crisis” como responsable, más allá de la superficie siempre hay una raíz causal que trasciende toda causa “racional”; muchos, sumergidos en ambientes tóxicos y mentales no son capaces de ver más allá de sus propias tinieblas, almas atrapada por densidades de miedo que hacen de su experiencia de vida un auténtico infierno. Se van, viviendo el CAMBIO desde el “otro lado” del velo, sin cuerpo. Y por mucho que nos duela, hay que honrarlos. Desde la visión del alma, TODO TIENE SIEMPRE UN SENTIDO.

Aún así también hay mucha gente que está viviendo esta transición, este acelerón evolutivo con alegría serena. Sin saber mucho sobre espiritualidad, sobre alineamientos y cosas así están sintiendo una expansiva serenidad interior, una mayor claridad de propósito, una paz que crece, una sensación profunda de estar cuidados, de gratitud sin motivo, de apertura, de sensibilidad. El martes día 11 tuve la oportunidad de compartir un encuentro con cerca de 50 jóvenes de entre 19 y 25 años de la Escuela de Enfermería de la ULPGC en Lanzarote. Y ellos, que no han sido especialmente buscadores de ningún tipo, muy rápidamente y de manera rotunda conectaron con su corazón y reportaron sensaciones muchas veces indescriptibles de sentirse cuidados, amados, confiados, UNIDOS. Cuando los miraba a los ojos veía en ellos el Nuevo Mundo y ellos también lo reconocían a través de los míos. Era como si la VIDA, la GRAN VIDA se asomara a través de dos ventanas “aparentemente separadas” y se contemplara así misma una vez más, llenando de amor, de esperanza, de solidaridad, de UNIDAD todo el espacio. Instantes donde el tiempo desaparecía, donde el miedo se desvanecía y las lágrimas brotaban impulsadas por un AMOR INFINITO y por un calor VITAL. Ellos, jóvenes del Nuevo Mundo, miembros de esta Nueva Especie, resonaban casi instantáneamente al ambiente armónico que se generó en el espacio. Y es que “MENOS SIEMPRE ES MAS”. Durante la tarde, compartiendo con ellos y con más hermanitos y hermanitas lindas que conocí personalmente por fin (y les mando de paso un saludo grande a la familia de Los Cocoteros) pudimos experimentar, unidos en la mirada y en la sencillez del corazón, que el Nuevo Mundo ya está aquí y que es simplemente un saltito colectivo pleno de confianza la que separa el drama de la esperanza, el deseo de la aceptación, la soledad de la común-UNIDAD.

No estamos solos, nunca lo hemos estado, pero ahora se ha abierto una oportunidad maravillosa de vivir esta UNIDAD a través de la carne, a través del cuerpo, a través del gesto cargado de afecto, sensibilidad y amor.

“La Verdad del Nuevo Mundo es una vibración perceptiva.”

Todos estamos transitando este GRAN CAMBIO, un GRAN salto que consta de tres “iniciaciones básicas”; la primera es física, la segunda emocional y la tercera mental. Llevamos todos estos años preparándonos para esta transición que recién comienza y a nivel interno muchos miles y miles de años esperando este momento colectivo de co-creación conjunta; estamos a punto de comenzar a Crear el “Cielo en la Tierra”. Pero no es lo externo lo que cambia sino lo interno y ahí cobra vital importancia la RESPONSABILIDAD para con UNO MISMO o lo que es lo mismo, para con el MISMO UNO.

“Lo que es adentro, es afuera. Lo que es arriba, es abajo.”

Desde hace varios días, e incluso semanas atrás, la energía única que gobierna toda la creación ha incrementado su vibración y se ha estabilizado en un nuevo punto. La Madre Tierra está estable en su nuevo rango vibracional y el famoso alineamiento del que tanto se habla por todos lados ya ha comenzado a ocurrir dentro del corazón de todo lo que existe. Es precisamente el corazón lo que se está abriendo de par en par, unificándonos con el Nuevo Ritmo del Nuevo Mundo, del Nuevo Sol, del Nuevo Ciclo que recién comienza. Y lo cierto es que no necesitamos saber qué es lo que nos pasa sino “entender” que algo nos está pasando y CONFIAR, sostenerlo todo, respirarlo todo, permitirlo todo y mantener el enfoque bien claro en lo que eliges en esta VIDA. ¿AMOR o miedo? ¿LUZ u oscuridad?

Pasear por la naturaleza, sentir los pies, compartir lo que estamos sintiendo, no con palabras necesariamente, sólo con miradas, con caricias, con abrazos… El Nuevo Mundo no puede recibir personas egoicas, sea su ego ordinario o “espiritual”. Y esta es la gran oportunidad que ahora comenzamos a transitar durante estas semanas hasta el 21-12-2012 y posterior. Es el final de una realidad perceptiva de tercera dimensión y el anclaje de una nueva realidad perceptiva y vibracional de 4ª y sobre todo de 5ª dimensión, una nueva realidad plena de AMOR. Nos toca crear el NUEVO MUNDO.

“Nuestro corazón es una reproducción a escala del corazón del Universo, un auténtico portal de comunicación que integra la forma y la no forma. Todo lo que pasa “allí” también pasa “aquí”. Y la manera en que se manifiesta este gran cambio depende de la elección de cada uno, del uso que hagamos de nuestro propio libre albedrío. 

El corazón es la ventana de la que emana el AMOR que conecta a la existencia con cada una de sus manifestaciones. Y ha llegado el momento de abrirlo para no cerrarlo jamás.”

Hasta el 21-12-2012 se precipitan grandes oportunidades para muchos. Pero el mundo seguirá más allá de la famosa fecha Maya. Sin embargo, vibracionalmente y energéticamente la experiencia será distinta. Lo siento como un clic, una palanca que se baja, cortando un tipo de luz y una nueva palanca que se sube, abriendo paso a un nuevo tipo de energía, una energía que percibiremos de manera rotunda, unos con dolor, otros con GOZO. Es tiempo para entregarnos sin resistencias a la VIDA y celebrarnos en común-Unidad.

“Y las lágrimas, con su efecto alquímico y transformador, se convertirán en gozo una vez hayamos atravesado la “noche oscura del Alma”. Y el Alma se fundirá en el cuerpo y ya no seremos nadie ni nada, simplemente SERVIDORES DE LA VIDA QUE DA VIDA, puertas donde lo eterno se habita, desapareciendo el miedo, restableciendo el AMOR. Y la mente, el instrumento, volverá a su lugar, y desde su silencio profundo escuchará el canto que viene del corazón, una sola voz, una sola VERDAD, una sola y renovada humanidad.” 

Les dejo un anexo del libro “El nacimiento de una Nueva Especie. La Re-Evolución sin forma”.

CONFIEMOS Y AMEMOS.

TE AMO.

Jorge Santana Valentín

Sobre las dimensiones de consciencia en el ser humano

¿Cómo se experimenta el salto dimensional de la consciencia en el ser humano?

Las dimensiones de consciencia en el ser humano implican un salto en la naturaleza perceptiva, vibracional y física de la experiencia humana. Cada dimensión de consciencia aporta un marco paradigmático distinto y más amplio que el anterior, marco que condiciona la naturaleza de la percepción, de la vibración del campo de conciencia personal (del campo electromagnético) y del funcionamiento físico y celular de nuestro sustrato material (el cuerpo físico).

Hasta ahora hemos vivido en una dimensión de consciencia 3D o tridimensional. El patrón perceptivo de esta dimensión de consciencia está totalmente condicionado por la percepción de separación propia del ego que nos sumerge de lleno en una realidad dual, dependiente de creencias, de juicios, de ideas sobre el bien o el mal y de emociones y sentimientos asociados a estos contenidos mentales, realidad que se expresa en una total ausencia de libertad creativa. La realidad 3D de la experiencia humana implica una total desconexión con la vida floreciente y única donde estamos a merced de la manipulación mental y emocional, tanto personal como colectiva. En esta realidad existe la enfermedad y el sufrimiento como consecuencia de esta desconexión con las fuerzas precursoras de la Vida. El patrón perceptivo es lineal. Existe un pasado y un futuro pero no un presente. El patrón vibratorio del campo electromagnético es débil y bajo, volviendo vulnerable al individuo de contraer enfermedades infecciosas de todo tipo. El cuerpo y las células simplemente responden a este patrón perceptivo y vibracional. Hay una total ausencia de libertad.

La dimensión 4D o tetradimensional es una dimensión puente entra la tercera y la quinta y es precisamente en la que está el planeta tierra desde hace unas décadas. El patrón perceptivo 4D implica una progresiva toma de consciencia del presente. Precisamente a esta dimensión se le llama la dimensión del tiempo en física e implica un salto perceptivo a lo que ocurre en el presente, facilitando así que los patrones emocionales del pasado y las expectativas mentales del futuro vayan confluyendo en el momento del ahora. Esta dimensión de transición facilita la disolución de las creencias, de las ideas, de los juicios y de las emociones y sentimiento asociados a este contenido mental a través de la presencia, de estar en el presente. Es una dimensión de paso donde tenemos la oportunidad de soltar las viejas programaciones propias del 3D y adentrarnos en un terreno novedoso y vacío de contenidos propio de la 4D. Sigue existiendo ego en esta dimensión de consciencia pero el contenido asociado a él tiende a liberarse y transformarse. Nuestro mundo y nuestra sociedad se encuentran precisamente en esta fase de transición. Por eso hay tantas manifestaciones y reivindicaciones de todo tipo. Es la famosa crisis, un momento transitorio de cambio evolutivo. La humanidad está despertando de la ilusión y está tomando consciencia de la manipulación y el control al que hemos estado sometido. Está tomando consciencia de la invalidez de un sistema esclavista y materialista que hemos llamado capitalismo. Está dándose cuenta de la injusticia del mismo sistema, de que el que hizo la ley hizo la trampa y está tomando acciones de rebeldía ante un sistema que está a punto de desaparecer.  A nivel personal esta dimensión se traduce en una crisis personal donde surge el buscador y donde emergen las preguntas fundamentales presentes en toda la historia de la humanidad. ¿Quién soy yo? ¿Para qué estoy aquí? El patrón vibracional del campo electromagnético personal y colectivo es más elevado pero tremendamente revuelto. Todos los contenidos mentales y emocionales personales y colectivos se activan, se agitan, se liberan y muchos se ven arrastrados por esta sombra, entrando muchas veces en procesos de “locura transitoria”. En este estado de transición el ser humano es fácilmente manipulable y se requiere de mucha confianza en uno mismo y en la vida para trascenderla de manera eficiente y transformacional. El patrón físico y celular sigue siendo de 3D pero en pleno proceso de transformación. En esta fase no hay claridad aunque empieza a verla. Estamos como en el túnel y a lo lejos puede que veamos una luz. Esta luz representa la quinta dimensión, el nuevo peldaño evolutivo de la especie humana.

La quinta dimensión de consciencia o 5D es la dimensión supra-mental o intuitiva. El patrón perceptivo en esta dimensión es de no tiempo, esto es, hay un constante estado de presencia. La comunicación con la VIDA se restablece. Ya no hay mente pensante y dual. Hay un estado de unicidad donde todo tiene siempre un sentido. Es la dimensión de la energía creativa pura. Si la transición ha sido eficiente e integrada, en este plano perceptivo y paradigmático experimentamos claridad, felicidad, sentido y comenzamos a experimentar el AMOR INCONDICIONAL. Es un nuevo plano creador donde recuperamos nuestra libertad creativa y de elección al no estar sujetos a ningún sistema de creencias impuestas ni nada por el estilo. En esta dimensión de consciencia podemos crear nuestra vida y nuestra experiencia en total alineación con la ley NATURAL. El patrón vibracional del campo electromagnético es más alto y estable, libre de contenidos emocionales y mentales densos, lo que nos hace estar libres de cualquier enfermedad. En este plano no existe la enfermedad como tal. Lo que existe es comunicación. La inteligencia emocional y energética fluye con libertad. El cuerpo se sutiliza y se transforma. No necesita de tanta comida y por lo general entra en un proceso de rejuvenecimiento y de renovación. Comenzamos a vivir desde el corazón y la intuición toma el mando. La telepatía y demás habilidades encuentran un espacio para su desarrollo. En la tierra ya hay algunas personas que están vibrando y viviendo en esta dimensión.

La sexta dimensión de consciencia o 6D es la dimensión del AMOR INCONDICIONAL. El patrón perceptivo en este plano es de UNIDAD. Es el plano de los milagros. El campo electromagnético personal vibra a la frecuencia del AMOR, la misma frecuencia que encarnó Jesús el Cristo y su campo de expansión se amplía a varios metros e incluso a kilómetros de distancia. Por eso, a esta dimensión de consciencia se le llama la dimensión Crística. Aquí somos MAESTROS CREADORES, canales puros de manifestación creativa. Vivimos en el corazón y por el corazón. En esta dimensión la piel no nos separa sino que nos une que con toda la existencia. Es frecuente que en esta dimensión no necesitemos ni siquiera comer ni beber porque las células han dado un salto transformacional en su funcionamiento y comienza a necesitar cada vez menos sustrato físico. Pero el hecho de no comer no hace que el individuo acceda a esta dimensión. El proceso siempre sigue una dirección de dentro hacia fuera. Aquí no existe nada más que comunicación y creatividad. Y la vida se torna algo sagrado de manera constante. Este nuevo estado de consciencia humana nos eleva y nos hace formar parte activa del cosmos, conectando con nuestros hermanos mayores y con realidades dimensionales que existen y co-existen en el otro lado del velo. Aquí ya no hay velo. Hay pura VIDA MANIFIESTA.

En la tierra ya hay seres que vibran en esta frecuencia de consciencia. Los niños, por lo general, ya están en esta octava vibratoria. Y algunos de los adultos también. Son los llamados madrugadores, los SERVIDORES del PLAN DIVINO sobre la tierra.

Éste es el nuevo peldaño evolutivo para la humanidad. Ésta es la nueva especie humana supra-mental.

(Del libro “El nacimiento de una Nueva Especie. La RE-Evolución sin forma” de un servidor. Editado por Nemira. Todos los derechos reservados.)

 

P.D. No hagan caso de lo que digo.

Anuncios

2 comentarios en “El GRAN CAMBIO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s