Parte intuitivo. Momentos apocalípticos

Quitar el velo

La palabra Apocalipsis viene del griego Apocçalupsis, que significa literalmente “ación de descubrir”. En su acepción latina adquirió el significado de “revelación”, esto es, “quitar el velo”. Des-cubrir, Re-Velar, quitar el velo….todo hace alusión a un cambio perceptivo, a la caída de un filtro, a la disolución de las creencias y los condicionamientos adquiridos, a una nueva dimensión de experiencia in-condicionada …pura percepción neutra de la VIDA, de SENTIDO, de REALIDAD.

“La Verdad es una vibración perceptiva. Se siente sin más.” 

Uno de los tantos errores históricos de nuestra granja humana ha sido asociar el significado de esta palabra a la visión fatalista que se le ha dado a raíz de las infinitas interpretaciones del último libro del Nuevo Testamento. Esta visión ha sido muy bien usada por la industria cinematográfica y los medios de comunicación, instrumentos de las fuerzas involutivas de la Tierra que mantienen al ser humano esclavo de miles y miles de interpretaciones e impresiones inconscientes.

Una interpretación no es la VERDAD, sólo una manera de ver las cosas. La VERDAD profunda que subyace a toda realidad simplemente se SIENTE. Y su aprehensión implica un SALTO EVOLUTIVO.

“La experiencia de percepción pura y sin límites implica una mente totalmente libre de cualquier contenido, una mente en silencio, totalmente transparente, perfectamente disponible y alineada para que la íntima percepción de la UNIDAD, algo que se asienta dentro del CORAZÓN humano, pueda disponer de esta pantalla mental para emitir y recibir in-formación clara, pura y vibracionalmente cierta.”

Cierto es que todo salto evolutivo se experimenta subjetivamente como un apocalipsis personal digamos “destructivo”. Independientemente del bagaje que uno lleve con tal o cual práctica, ciencia o doctrina, cuando este salto se da en uno mismo no hay contenido mental al que aferrarse. Es una cuestión de CONFIANZA en las fuerzas profundas y unitarias de la VIDA. Y esto es quizá lo que diferencia el crecimiento personal de la transformación personal; en la transformación no hay nada a lo que asirse salvo al propio corazón de uno mismo (empoderamiento).

Esta experiencia subjetiva de apocalipsis interno implica que todo lo que uno creía se desmorona. Los sistemas de creencias y de valores personales se ponen en tela de JUICIO (el juicio final de las escrituras), todo por lo que uno luchó deja de tener sentido, la confianza en las instituciones (muchas corruptas, como seguimos viendo), la orientación ideológica, todas estas cosas comienzan a des-velarse. Las relaciones comienzan a percibirse superficiales, uno ya no se siente a gusto en ningún lado. La desazón, la desilusión, el sin sentido de las cosas viene a nuestro encuentro. Sin embargo, más que venir a nuestro encuentro son patrones de información disfuncional presentes en nuestro propio sistema bioenergético que está saliendo. Son contenidos de información realmente, (energía de baja vibración) que están siendo expulsados de nuestro propio sistema biológico y energético* siguiendo una dirección desde dentro hacia fuera. De alguna manera es como si estuviéramos saliendo vibracionalmente del SISTEMA.

*Nota. Hace unas semanas leí un artículo “científico” que aseveraba que las experiencias de nuestros ancestros se heredan a través de nuestro ADN. No es nada nuevo pero sigue siendo una señal de un cambio de paradigma.

A principios de semana ocurrió un nuevo salto vibracional en el campo unificado de Conciencia. Coincidió sincrónicamente con unas hermosas auroras boreales producidas por la actividad del sol. Muchos puede que sintieran este salto vibracional a través del cansancio, estados de aparente “depresión” o confusión, sensación de vacío, reactividad emocional (en los casos más desbalanceados) y en algunos, percepciones de no estar bien anclados en el cuerpo. Síntomas físicos variados también pueden haber hecho acto de presencia.

Cada vez que hay un salto vibracional las fuerzas in-volutivas de la Tierra (lo que llamo cariñosamente chukis o entidades psíquicas) tratan de frenar la integración de este salto evolutivo en el ser humano, volvíendose más activos dentro del espacio personal de conciencia individual y colectiva. Los atentados, las guerras, son síntomas globales de esta influencia.

Los que no tienen destreza en el manejo eficiente y RESPONSABLE de su campo personal de CONCIENCIA, esto es, los que no están bien anclados a la TIERRA, son los que más pueden haber “sufrido” estos síntomas. En el parte anterior comentaba también lo que representa los eclipses en estos ciclos de cierre y apertura.

Por otro lado los que tienen más pericia en el manejo eficiente de su propio espacio personal, pueden haber experimentado la necesidad de enfocar el rumbo creativo de su propia vida en una nueva dirección, recibiendo inspiraciones, intuiciones y certezas llenas de una sublime paz y alegría serena.

“La comunicación con la conciencia de UNIDAD, un nivel perceptivo que está más allá de la mente dual, es algo que sólo se puede potenciar cuando estamos focalizados atencionalmente en el corazón.”

Los niños también están a merced de estas influencias, si bien cada vez vienen con una presencia mucho más poderosa que los hace casi invulnerables. Pero suelen manifestar rabietas, miedo y estados de agitación interna que es preciso saber calmar por parte de sus progenitores y responsables adultos (si a su vez saben calmarse y centrarse a sí mismos 😉  ).

Un salto evolutivo implica precisamente esto, un salto. Y todo salto supone una ruptura en la línea de nuestra experiencia de vida. La línea de la vida es una manera de estudiar y analizar nuestra biografía. Pero en la transformación evolutiva actual que estamos viviendo, la línea no tiene sentido. Lo que tiene sentido es el salto, y esto tiene que ver con lo vertical, no con lo horizontal.

Muchas personas dicen que la sensación de VACÍO les da miedo. Sin embargo el VACÍO no da miedo, MÁS BIEN LO SACA. Y es aquí donde tenemos una gran oportunidad; desterrar de nuestro sistema la energía que ha mantenido a la humanidad en la ilusión de separación con las fuerzas UNITARIAS de la VIDA.

“En la mente somos dos. 

En el corazón SOLAmente UNO.

En la mente hay interpretación, separación y juicio.

En el corazón simplemente aceptación, claridad , eficiencia y reconocimiento.

¿A dónde llevas tu atención?” 

El VACÍO tal como lo entendemos no existe. Todo está lleno. Eso que lo llena Todo es AMOR, un AMOR que está más allá de toda idea del amor, pura vibración de UNIDAD que mantiene todo hilado, todo conectado, todo en constante comunicación creativa y sincrónica. A esto es a lo que han llegado los físicos cuánticos desde hace más de 5 décadas. Pero no se enseña en las escuelas. ¡Por algo será!

En el gráfico siguiente he tratado de representar la ruptura de la línea de la vida en este proceso de salto Re-Evolutivo. La línea de abajo representa nuestra experiencia de vida “ensombrecida”. Es el período  en la que se forja nuestra identidad condicionada y va desde el nacimiento (y fundamentalmente desde los  7 años) en adelante. En este tiempo somos educados y adoctrinados a ser lo que el sistema quiere que seamos. Dependiendo de la generación en la que hayamos nacimos puede que el salto evolutivo se de antes o después…si bien hay quien nunca lo dará. Es cuestión de elección y de coherencia.

Sin título

Cuando se da el salto el pasado y el futuro se colapsa. Es el momento crítico donde las fuerzas involutivas de la vida tratan, por todos los medios, de mantenernos en la línea de abajo. La mente se agita, buscando una referencia en lo conocido. Pero lo nuevo no lo podemos conocer, sólo lo podemos DES-CUBRIR. Los amigos, la familia, de manera inconsciente pero partícipes aún así del sistema, nos hacen dudar, nos ponen a prueba, nos etiquetan. Uno no encuentra donde asirse y he ahí el Apocalipsis personal, la destrucción de una forma caduca de estar en el mundo y a la vez un renacimiento, un retorno vívido hacia nuestro orígen, nuestro auténtico hogar. Este proceso sólo es posible de vivir cuando nos aferramos a la CONFIANZA que reside en nuestro CORAZÓN. Vivir eficientemente este proceso es cuestión de ARTE; Aceptación, RENDICIÓN, Transformación y EVOLUCIÓN. Y ¡zas! ocurre el salto. El análisis da paso a la certeza, el condicionamiento da paso a la espontaneidad, las reacciones emocionales se sustituyen por respuestas eficientes. Y sobre todo, la ARMONÍA y la UNIDAD comienzan a fluir a través de uno mismo.

Los que han vivido este salto saben que la percepción cambia totalmente. En este nuevo escenario no existe el pasado. La identidad adquirida y condicionada es totalmente transformada en una nueva posibilidad evolutiva. Realmente se experimenta como un nuevo renacimiento donde el bebé que todos fuimos vuelve a resurgir pero con la contundencia y la madurez del adulto que lo cuida. Y ese adulto somos nosotros. En este salto todos los condicionantes, las herencias adquiridas, los viejos amigos, las viejas maneras de percibir el mundo, simplemente se desmoronan. Una nueva manera de SER y de ESTAR en el mundo donde la ideología y la creencia son desterradas a favor de la certeza, la sensibilidad y la libertad del CORAZÓN.

No sé si les estará pasando esto…o algo parecido. Pero lo cierto es que estamos en un momento de máxima posibilidad RE-EVOLUTIVA.

Aprovechemos esta nueva VISIÓN, este NUEVO SENTIDO que está llegando de manera NATURAL a este amado planeta en TRANSICIÓN.

Y como siempre digo…no se crean nada de lo que comparto…sólo confíen en lo que SIENTEN desde el corazón.

Seas quien seas…te AMO.

Jorge Santana.

Anuncios

3 comentarios en “Parte intuitivo. Momentos apocalípticos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s