Libro “El nacimiento de una Nueva Especie. La Re-Evolución sin forma” de Jorge Santana Valentín

“La Conciencia no tiene forma pero contiene a todas las formas. No tiene principio ni final pero es la causa de todos los principios y finales. Su fluctuación genera todo lo que existe. Es la ausencia de forma lo que permite que exista la forma. En la medida en que el ser humano se abre a percibir el aspecto informe de su existencia y de su naturaleza, mayor creatividad y ligereza encontrará en su vida y descubrirá que todo tiene un sentido.”

El mundo de las formas esconde una realidad más sutil que está más allá de la forma. Es una realidad plena, vibrante, amorosa y profundamente creativa que le da sentido a todo lo que existe, a todo lo que es. Desde este lugar es desde donde surgen y nacen todas las creaciones de la vida. Este espacio sin forma que está más allá de todas las formas es la Conciencia.

Actualmente esta realidad sin forma de la Conciencia está haciéndose cada vez más presente en nuestro mundo, impulsando a la humanidad a un nuevo peldaño evolutivo, a un nuevo estado esencial de conexión donde la forma y la ausencia de forma se integran y se unifican, armonizando y disolviendo la dualidad a favor de un nuevo estado de integración y de unicidad. Supone el final de la guerra, del miedo, de la destrucción, de la enfermedad y el comienzo de una nueva etapa de paz, amor, creatividad y belleza. Este proceso no negociable forma parte de un plan, quizás el plan más antiguo de la humanidad; “crear el cielo en la tierra”.

La re-evolución sin forma está anclando de maneras infinitamente creativas un nuevo saber y una nueva manera de ser y de estar en el mundo. Más allá de toda creencia, ideología, doctrina, religión, ciencia o filosofía, todas ellas formas de pensamiento, está este lugar silencioso, sabio, generativo y eterno que se está haciendo cada vez más presente en muchos seres humanos alrededor del planeta. Estamos ingresando en un nuevo estadío evolutivo que tiene el amor y el silencio como elemento fundamental y la intuición como consecuencia evolutiva.

Ingresar en el terreno de lo sutil, de lo que no tiene forma, del vacío, es algo que puede dar vértigo en algunos momentos pero sobre todo es algo que nos devuelve la conexión con la vida única e informe que gobierna toda la creación. Esta experiencia nos coloca en la dimensión vertical de nuestra existencia, en lo que somos en el presente, en el ahora y es en este estado desde donde podemos generar nuevas realidades, nuevas identidades y nuevos proyectos creativos en total alineación con el pulso evolutivo de la vida y de la naturaleza.

“La re-evolución sin forma está impulsando a la humanidad hacia un nuevo peldaño evolutivo, un nuevo renacimiento de la Conciencia humana. De la misma manera que cuando nacemos por el canal del parto hay una fuerza resistente que se opone, todo esfuerzo evolutivo supone también un avance a través de fuerzas que resisten la evolución.

Evolucionar implica cambiar y en el cambio lo establecido y lo que está por establecerse se encuentran, danzando juntos durante un tiempo hasta que se da la integración y el salto evolutivo. La revolución sin forma está generando precisamente una danza, esta vez una danza entre la ciencia y la espiritualidad que nos llevará a una progresiva integración de ambos aspectos, generando nuevos paradigmas integradores que pongan a la ciencia al servicio de la Conciencia a la vez que permite a la Conciencia utilizar la ciencia con fines constructivos y creativos en total armonía con la naturaleza.

De alguna manera ya están emergiendo estos nuevos paradigmas procedentes de la ciencia que aceptan la existencia de la Conciencia como agente causal descendente de toda manifestación creativa. Si clásicamente la ciencia y la espiritualidad han constituido dos polos paradigmáticos contrarios y contrapuestos, uno enfocado exclusivamente en el terreno de la materia y la razón y el otro únicamente enfocado en el terreno de lo sutil, de la conciencia y la intuición, con la emergencia de estos nuevos paradigmas esta oposición está llegando a un punto de confluencia y de integración. Y las implicaciones de este movimiento son infinitamente creativas para la humanidad. Creo que con el tiempo podremos observar cómo la ciencia comienza a impregnarse de la ética propia de la Conciencia y a su vez la Conciencia podrá utilizar a la ciencia para la creación de un mundo mucho más armonioso. Son los nuevos paradigmas emergentes del nuevo milenio”.

La Conciencia es una totalidad integrada, un océano de energía creativa sin forma, un espacio finito e infinito a la vez fuera y dentro del espacio-tiempo, una unidad interrelacionada e interconectada altamente inteligente que está en constante comunicación con cada una de sus partes. Puedes imaginártelo como un gran océano dentro del cual existes. Dentro de ese océano recibes constantemente corrientes de agua que impulsan tu movimiento hacia un lado, hacia el otro. Es un flujo constante de energía vital que impulsa el cambio y el movimiento de todo lo que existe dentro de un orden cósmico y natural.

“La conciencia no es algo que está dentro de nosotros sino algo que permite que existamos nosotros. Cuando conectamos con esta conciencia descubrimos que el sufrimiento simplemente no existe. Y de repente experimentas que TODOS SOMOS UNO”

Hablar de la conciencia ha sido una cuestión difícil para la ciencia, sobre todo porque es algo que no se puede ver ni tocar según el paradigma científico. Sin embargo, con los nuevos paradigmas científicos procedentes de la física cuántica, la conciencia comienza a ser el centro de atención de las nuevas investigaciones en torno a la naturaleza de la realidad. Los científicos han conseguido descifrar lo que ellos llaman las signaturas cuánticas de lo divino –la no localidad cuántica, la jerarquía entrelazada, la dualidad onda-partícula- que, si bien no logran confirmar que existe la conciencia, si nos permiten intuir y presuponer de su existencia, enmarcando todo el conocimiento científico alcanzado hasta hoy –las leyes físicas, eléctricas, magnéticas, magnetoeléctricas y biológicas- dentro de un marco más amplio, creativo, unificado y lleno de posibilidades, la ciencia de la Conciencia. Retornamos así a los grandes científicos del siglo pasado como Einstein que, aún siendo científicos nunca dudaron de la existencia de la Conciencia, lo que ellos llamaban Dios. En nuestro tiempo han sido las investigaciones del Dr. John Hagelin y el Dr. Amit Goswami, entre otros  las que están arrojando una nueva luz en torno a esto. Sin embargo más allá de la ciencia y la investigación científica está la experiencia, la vivencia y es la experiencia de la Conciencia la que nos exime de cualquier necesidad de comprensión intelectual. El acceso al auténtico conocimiento, al auténtico saber, tiene que ver más con el sentir que con las palabras que utilizamos para definir ese sentir. ¿Necesitamos conocer intelectualmente algo para poder sentirlo? ¿O más bien es el sentir lo que nos ha llevado a la humanidad a tratar de explicar esas experiencias dentro de un marco de comprensión, como puede ser la ciencia?

Hay cosas que existen más allá de que el ser humano crea o no crea en su existencia. Hace tan sólo 500 años el planeta seguía siendo ovoide como hasta ahora pero la humanidad en ese tiempo creía que era plano. El planeta era redondo independientemente de lo que la humanidad creía que era. Los grandes avances de la ciencia han sido precedidos casi siempre por algún tipo de experiencia inspirativa, por algún insigth intuitivo o alguna revelación “divina”. La ciencia siempre se ha desarrollado después.

“Más allá de la ciencia, la religión, la filosofía y las corrientes de pensamiento existe una única manera de llegar a la confirmación de que existe la Conciencia. Y esta es la experiencia directa. No hay nada tan transformacional y generativo capaz de tirar al suelo cualquier creencia o posición mental que la experiencia directa con la Conciencia. Por poner una analogía podemos saber mucho sobre los tipos de orgasmos que hay, podemos estudiar la cascada neuroendocrina que tiene lugar en un orgasmo, los mecanismos fisiológicos que lo gobiernan, el comportamiento de nuestro cuerpo durante el mismo… pero ciertamente no hay nada como la experiencia directa de un orgasmo para saber lo que un orgasmo ES.”

El conocimiento intelectual y científico puede ser una bendición pero también puede ser una trampa (y normalmente lo es). Es una bendición en el sentido de que nos permite poder generar y crear nuevas posibilidades tecnológicas para el bien de la humanidad (cosa que no hemos hecho realmente). Pero también puede ser una trampa al limitar la experiencia humana al ámbito de lo conocido intelectual o científicamente.  Si seguimos con el ejemplo de la tierra plana, esa creencia limitó cualquier intento de cuestionamiento o de búsqueda intencional. La gente vivía en un mundo plano hasta que llegó una persona y pudo plantear una nueva posibilidad. Inicialmente fue tachado de loco. Pero lo cierto es que acertó. Y la humanidad vivió un nuevo período de posibilidades creativas al descubrirse, por experiencia directa, que el mundo realmente no era plano sino esférico.

Toda innovación, sea del tipo que sea, que choque y haga tambalear el estatus quo, el establishment, es inicialmente rechazado. Y ésta es una buena señal. Todo lo que genera resistencia contiene un regalo generativo detrás. Cuando esa resistencia se debilita y la innovación toma el mando permite un cambio y una evolución en la comprensión humana.

En el terreno de la Conciencia está ocurriendo eso. La revolución sin forma está empujando a la ciencia a salir de su zona de comodidad, apuntando a una realidad incómoda que puede sacudir las bases sobre las que hemos creado este mundo. Y están surgiendo fuerzas que se oponen al cambio, resistiendo y tratando de evitar lo que es inevitable, la evolución.

 “Cuando buscaba intelectualmente las grandes respuestas sobre la naturaleza del ser humano solía enfrascarme en discusiones tratando de imponer mis últimas lecturas sobre psicología, biología, filosofía, etc. Fui un acérrimo científico humanista durante la primera parte de mi vida y mis discusiones eran bastante coherentes y eficaces.  Pero después de tener esta experiencia dejé de tener la necesidad de demostrar nada. Cuando el miedo desaparece surge el amor. Y en el amor sólo hay comunicación, no discusión”.

Quizás el aspecto más revolucionario que aportó la investigación científica en torno a la naturaleza de la realidad fue la confirmación de que TODO ES ENERGÍA, que en el universo TODO ES ENERGÍA y la materia, una forma más condensada de energía ocupa tan sólo entre un 1 y un 3% de la totalidad de lo que existe. Esto quiere decir que tanto tú como yo somos más energía que materia.

Este “descubrimiento” no es nada nuevo. Desde los filósofos griegos como Heráclito, Platón, Sócrates pasando por los místicos hindúes y los maestros orientales como Lao Tse, Confucio hasta autores más cercanos como Carl Jung, Teilhart de Chardin, Sri Aurobindo, Rudolf Steiner, Sheldrake, Rolando Toro, Nassim Haremein… y tantos otros (la lista es interminable), este descubrimiento de que todo es energía y que la materia es una manifestación de esta energía está removiendo la base de nuestra actual manera de vivir y de relacionarnos con la vida. La ciencia simplemente está confirmando lo que antes era interpretado como superstición y charlatanería. Y el que esto se sepa ahora no es por casualidad. Es que la Conciencia está despertándose dentro de nosotros, abriéndonos a una nueva realidad más plena de sentido. Estamos a punto de despertar a nuestra auténtica naturaleza divina.

(Fragmento del libro “El Nacimiento de una Nueva Especie. La Re-evolución sin forma” de Jorge Santana Valentín.)

Puedes adquirir el libro siguiendo el siguiente enlace.

http://www.asesoramientointuitivo.com/libros/

También puedes comprarlos en la librería Archipiélago y Canaima, en Las Palmas de GC. España.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s